top of page
Buscar

Antropología de la salud y de la enfermedad



¿Qué es la salud, qué es la enfermedad?


La OMS en 1948 señaló que la Salud es algo más que la ausencia de enfermedad; es el COMPLETO bienestar físico, psíquico, social… y espiritual.


Tras esta fecha histórica, en la que se realiza el esfuerzo de ampliar el concepto de salud, muchos autores/as han intentado definir el término. Hablando de estados “razonablemente libres de incomodidad” (René Dubos 1959), de un “alto nivel de bienestar” orientado a maximizar el potencial del individuo (Herbert L. Dunn 1959), de un “continuo de gradaciones que flúctuan” (Rogers 1960, Fodar et al. 1966), etc.


Muchos años más tarde (1997) la OMS añade que la salud implica la necesidad de participar activamente en la sociedad y trabajar de un modo productivo.


Sea como fuere, lo que está claro es que según pasan los años, todas las definiciones computan la idea de que la salud es un proceso totalmente dinámico. Hoy estamos sanos y mañana no. No suelen existir estados puros en la salud y la enfermedad. En una línea difusa donde los extremos son la salud óptima o la muerte y cada día, cada hora, incluso cada segundo podemos notar como nuestra salud varia. ¿Y esto por qué es así?


Pues seguramente porque la salud es un concepto amplio que se interpreta de modos variados. Es por ello que la antropología de la salud tiene mucho que decir al respecto.


La antropología de la salud interpreta los distintos modos de vivir el proceso de enfermar y de curar/cuidar en distintas culturas. Y tiene en cuenta que la enfermedad es una alteración global de la estructura pluridimensional y plurirelacional de la persona.


Afecta a las expectativas, valores, recuerdos, emociones, sentimientos del ser humano.


La antropología de la salud y la enfermedad, también se ocupa de los factores que rodean al proceso. Porque la enfermedad nunca sucede como un ente aislado.


Tradicionalmente referirse a “enfermedad” es tratar una alteración fisiológica que se manifiesta con ciertos signos y/o síntomas y que tiene una evolución más o menos esperable.


¿Y ya está? En realidad, la antropología diría que enfermarse es dejar un puzzle incompleto donde todas las piezas se mueven y deben volver a organizarse. Autoimagen, familia, trabajo, temores, valores…


Antes hemos comentado que no suelen existir estados puros entre la salud y la enfermedad.


Quizá el única estado puro sea la muerte, si se puede llamar “muerte” a ese momento en el que las funciones fisiológicas del cuerpo humano ya no se producen. E incluso aquí caben siempre múltiples interpretaciones.


¿Tú qué piensas? ¿Cuándo estamos sanos y cuándo enfermos?



0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page